Declaran de interés público el cultivo, industrialización y consumo de yuca

Según la FAO, este cultivo tiene gran importancia en la seguridad alimentaria y en la generación de ingresos en regiones propensas a sequías y suelos áridos.

El presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, y el ministro de Agricultura y Ganadería, Renato Alvarado Rivera, suscribieron este miércoles el decreto ejecutivo 43096-MAG que declara de interés público el cultivo, industrialización y consumo de yuca (Manihot seculenta).

La firma de este decreto busca promover la siembra de esta raíz y el desarrollo de iniciativas de valor agregado que faciliten el consumo del producto y de subproductos de la yuca, particularmente en favor de las personas que son intolerantes al gluten.

El mandatario comentó que en reciente visita a las estaciones experimentales Carlos Durán en Cartago y Los Diamantes en Guápiles, pertenecientes al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), pudo constatar las diversas investigaciones científicas y los beneficios que trae la yuca para la nutrición y salud de las personas.

Por su parte, el ministro de Agricultura y Ganadería, Renato Alvarado, dijo que este decreto da una ruta para fortalecer una actividad económica desarrollada mayoritariamente por familias agricultoras en comunidades vulnerables. “Asumimos el compromiso de generar más investigación y trasladarla a las personas productoras, para que el cultivo sea más competitivo”, dijo el jerarca.

La mayoría de las personas que cultivan yuca lo hacen en asentamientos campesinos y en unidades integrales donde siembran raíces tropicales, frutales y desarrollan alguna actividad ganadera. 

A nivel de mercados, la yuca es uno de las raíces más consumidas en el país, donde se comercializa como producto fresco en ferias del agricultor, mercados mayoristas, verdulerías, supermercados, restaurantes y hoteles. Además, se exporta a 21 destinos diferentes, tanto en forma fresca (62%) como congelada (38%). Las ventas de yuca a mercados externos sumaron en 2020, US$ 91,7 millones.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, la raíz tiene gran importancia en la seguridad alimentaria y en la generación de ingresos en regiones propensas a sequías y suelos áridos.

Este producto es el cuarto en la lista de bienes básicos, después del arroz, el trigo y el maíz y se considera un cultivo de interés para proteger la seguridad alimentaria y energética.

El decreto instruye al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), y al Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA), a promover la investigación para el mejoramiento del cultivo y la transferencia de nuevas tecnologías y asistencia técnica a los agricultores, a través de la Dirección General de Extensión.

Además, las instituciones del Sector Agropecuario y el sector público y privado en general, dentro del marco legal respectivo, podrán contribuir con cualquier tipo de recursos alternativos de colaboración en la medida de sus posibilidades y sin perjuicio del cumplimiento de sus propios objetivos con las actividades e iniciativas para fomentar el cultivo, el consumo y la industrialización del cultivo yuca (manihot esculenta).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: