Tome en cuenta estas recomendaciones al consumir productos pesqueros en esta Semana Santa

En Semana Santa se incrementa la compra y consumo de mariscos, razón por la cual el Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) del Ministerio de Agricultura y Ganadería, encuentra propicio girar recomendaciones a los consumidores para que tengan presente las medidas de inocuidad con el fin de evitar intoxicaciones alimentarias que generen riesgo para la salud.

Consejos al consumidor:
  1. Adquiera los productos pesqueros en comercios autorizados por SENASA.
  2. Evite adquirir productos de dudosa procedencia, o aquellos que se comercialicen en vía pública.  Compre productos cuyo origen sea la pesca responsable.
  3. Para verificar que un pescado entero está fresco, los ojos deben ocupar toda la cavidad orbitaria, deben ser transparentes, firmes, brillantes, salientes y de pupila oscura; las branquias (agallas) deben presentar un color del rosado al rojo intenso, deben verse húmedas y brillantes, con apariencia homogénea, sin sustancias viscosas y con olor suave a mar.
  4. La carne debe ser firme y elástica al tacto, debe estar bien adherida a los huesos, que no se desprendan de ellos al ejercer presión con los dedos, su olor debe ser agradable, con aroma marino.
  5. Las escamas deben estar unidas entre sí, bien adheridas a la piel, con brillo metálico, no viscosas; la cavidad abdominal sin vísceras y limpia, superficie sin desgarre y lustrosa.  La piel del pescado tiene que estar firme, húmeda, tersa, adherida al músculo y sin arrugas ni laceraciones.
  6. El pescado seco salado debe presentar un color blanco amarillento, con superficies secas y consistencia dura.
  7. Los calamares y pulpos frescos deben tener una consistencia firme, además de una apariencia húmeda, brillante y olores suaves, la carne sin cáscara debe ser traslúcida, blanca o gris claro en toda la superficie y tener un olor fresco marino.
  8. Los crustáceos frescos, como langostas, camarones, cangrejos y langostinos, deben presentar un color gris o ceniciento rojizo al ser extraído del agua.
  9. Inmediatamente después de su compra, coloque los productos frescos en el refrigerador o congelador. Evite volver a congelarlos, se recomienda prepararlos y consumirlos lo antes posible.
  10. Verifique la información de la etiqueta.

SENASA realiza inspecciones en las pescaderías del país, así como en otros puntos de comercialización como muelles, centros de recibo, vehículos de transporte y plantas de proceso, para evaluar características organolépticas (características físicas) de los productos y garantizar que se cumplen las normas inocuidad.

La Organización Mundial de Salud (OMS) indica que el consumo de pescado por persona debe ser de 12 kilogramos por año, sin embargo, según datos de INCOPESCA, en el país es de 6,3 kilogramos de pescado, cifra considerada bastante baja, por lo que se hace un llamado a aumentar el consumo de productos pesqueros y acuícolas nacionales, apoyando a los productores y pescadores como una forma de reactivar la economía nacional desde las zonas costeras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: